Trejo Rivera: Marineros de la Carrera de Indias: la tripulación del navío Nuestra Señora del Juncal de la flota de la Nueva España

Marineros de la Carrera de Indias: la tripulación del navío Nuestra Señora del Juncal de la flota de la Nueva España de 1630-1631

Flor Trejo Rivera
Instituto Nacional de Antropología e Historia

Un barco de la Carrera de Indias era una maquinaria muy compleja. Requería de trabajadores

Plano del galeón Nuestra Señora de la Mar, de la Armada del General Marqués del Vado, que naufragó en el Golfo de la Bermuda. 1691 AGI, Mapas y Planos, Ingenios 318

Plano del galeón Nuestra Señora de la Mar, de la Armada del General Marqués del Vado, que naufragó en el Golfo de la Bermuda. 1691
AGI, Mapas y Planos, Ingenios 318

especializados para hacerla funcionar, los cuales estaban organizados de manera estricta y jerárquica. Salvo los pilotos que recibían un curso en la Casa de la Contratación, el resto de la tripulación adquiría sus habilidades a partir de la dura experiencia en el mar. El oficio de marinero se aprendía sobre la práctica, podían empezar desde niños siendo grumetes o pajes e ir ascendiendo de acuerdo a sus habilidades y suerte. La Casa de la Contratación regulaba la contratación de los mismos y llevaba un registro por embarcación donde se indicaba nombre, origen geográfico, parentela y su descripción física. La tripulación estaba dividida en gente de mar y gente de guerra, éstos últimos eran soldados encargados de la seguridad en caso de ataque de enemigos. A pesar de los estudios que se han realizado sobre los marineros de la Carrera de Indias, aún se requieren estudios puntuales que aporten mayor información sobre el oficio de marinero en el siglo XVII. Por ejemplo, las zonas geográficas que mayormente proveían de marineros, cuánto les pagaban, cuáles eran los riesgos de su profesión, así como las edades adecuadas para las labores a bordo, entre otras cosas.

Como parte de la investigación sobre el naufragio del navío almiranta Nuestra Señora del Juncal ocurrido en la Sonda de Campeche en 1631, he recuperado información sobre la tripulación embarcada, donde podemos encontrar edades tan extremas como por ejemplo un niño de 8 años cumpliendo funciones de paje o un marinero de 60 años que por su descripción física podemos adivinar la ocurrencia de algunos accidentes durante el manejo del velamen o maniobras a bordo. Incluso, en el estudio del hundimiento del navío es posible apreciar cómo la experiencia de los marineros fue un factor decisivo en su sobrevivencia y decisiones acertadas en el momento más crítico del hundimiento.

Para conocer más sobre el tema pueden leerse las siguientes obras:

Caballero Juárez, José Antonio, El régimen jurídico de las armadas de la Carrera de Indias. Siglos XVI y XVII, México, UNAM, 1997.

Pérez-Mallaína Bueno, Pablo Emilio, Los hombres del océano. Vida cotidiana de los tripulantes de las flotas de Indias siglo XVI, Sevilla, Sociedad Estatal para la Exposición Universal Sevilla, 1992.

Rahn Phillips, Carla, Seis galeones para el rey de España. La defensa imperial a principios del siglo XVII, Madrid, Alianza, 1986.

Serrano Mangas, Fernando, Los galeones de la Carrera de Indias, 1650-1700, Sevilla, Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla, CSIC, 1985.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *