Archivo de la etiqueta: Oficios

Reseñas y comentarios sobre “Los oficios en las sociedades indianas”

Los nuevos medios de comunicación han acortado el largo tiempo que antes transcurría entre la publicación de una obra, su lectura y los correspondientes comentarios y reseñas. Ya apareció el primero sobre nuestra obra colectiva, Los oficios en las sociedades indianas  y tenemos confianza en que otros pueden estar en camino.  Aquí les iremos dando cuenta.

* La historiadora, comunicadora y periodista Mabel López (Universidad Nacional de Colombia) tiene un “vblog”, un excelente espacio de difusión y comentario de libros sobre historia, en youtube. Ahora aborda de manera muy interesante nuestra reciente obra colectiva. Véanla aquí.

Reseñas

 

 

Seminario: Castro Gutiérrez, “Los indios leñadores, carboneros y madereros en la sociedad novohispana”

El seminario Sociedad Indiana, establecido en el Instituto de Investigaciones Históricas de la

Karl Nebel, Voyage pittoresque et archéologique.

UNAM invita a su cuadragésima quinta sesión (y cuarta enteramente virtual), en la que se presentará el texto de

Felipe Castro Gutiérrez
sobre

Los indios leñadores, carboneros y madereros en la sociedad novohispana

Viernes 6 de noviembre de 2020, 10 – 12:00 hs.
La participación será mediante zoom. Si usted piensa asistir, envíe un mensaje a socindiana@gmail.com para recibir previamente los textos en discusión y el enlace correspondiente.

Novedad: Los oficios en las sociedades indianas

Actualización (18/10/2020): la obra ya está disponible en línea, aquí.
…………………………………………

Como resultado de un proyecto derivado de nuestro seminario y de un pasado coloquio homónimo acaba de salir de prensas la obra colectiva Los oficios en las sociedades indianas coordinada por Felipe Castro Gutiérrez e Isabel M. Povea Moreno. La editorial es el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y el ISBN es 978-607-30-3381-7.

Índice

1. Una introducción a los oficios en las sociedades indianas, Felipe Castro Gutiérrez e Isabel M. Povea Moreno……………….pág. 9

2. Oficios en el medio rural novohispano. Una aproximación, Brígida von Mentz….pág. 47.

3. Pochtecas, productoras y vendedoras: mujeres tlatelolcas en la Ciudad de México durante el siglo XVI, Margarita Vargas Betancourt……..pág. 83.

4. Bajo la sombra de los grandes obrajes. Obrajuelos, talleres artesanales y trabajadores del textil en la ciudad de Quito (siglo xvii), Carlos D. Ciriza-Mendívil…….pág. 120.

5 .Los barreteros. Trabajo cualificado y sus variantes en el espacio minero de la monarquía hispánica, Isabel M. Povea Moreno…..pág. 149

6. Los oficios y los oficiales del Apartado de Oro y Plata, 1776-1821, Felipe Castro Gutiérrez….…pág. 188.

7. Trabajar y morir en el mar: La tripulación del navío Nuestra Señora del Juncal (1631), Flor Trejo Rivera……..pág. 222.

8. Discusiones en torno a las marinerías transpacíficas. El caso de la duplicidad de plazas en el Galeón de Manila Santísima Trinidad (1752-1753), Guadalupe Pinzón Ríos….pág. 253.

9. De artes teóricas y oficios mecánicos: El heterogéneo mundo de la curación en el Nuevo Reino de Granada, siglos XVI al XVIII, Natalia Silva Prada…..pág. 312.

10. “Por todos los días de vuestra vida…” Oficios de pluma, sociedad local y gobierno de la monarquía”, Víctor Gayol……….pág. 352.

11. Los curas en el Arzobispado de México (1749-1765), María Teresa Álvarez Icaza Longoria…..pág. 386.

Acerca de los autores…..pág. 429

Los oficios en Hispanoamérica colonial (texto de divulgación)

Ya apareció nuestro trabajo de divulgación sobre Los oficios en Hispanoamérica colonial, derivado de nuestro principal proyecto y en (casi) paralelo a la próxima aparición de nuestro libro. Está orientado a los estudiantes de educación media (véanse las referencias a los programas de estudio, al pie de la ficha) y al público en general. Son, por lo mismo, textos breves, con orientación didáctica. . Queremos destacar en particular dos contribuciones de becarias del proyecto, Ada Santibañez Méndez y Mariana López Hernández.

La edición se realizó bajo los auspicios de la Red Universitaria de Aprendizaje de la UNAM, a cuyos coordinadores y personal agradecemos ampliamente.
El material puede descargarse (emplear el icono de flecha al lado del título)

Incluimos aquí el indice:

Ada Santibañez Méndez, “El oficio del cartógrafo en la Nueva España”.

Margarita Vargas Betancourt, “Mujeres comerciantes en los mercados de la Ciudad de México en el siglo XVI”.

Isabel M. Povea Moreno, “Trabajar bajo tierra: barreteros y tenateros en la minería de Nueva
España”.

Felipe Castro Gutiérrez, “El ensaye y los ensayadores de plata y oro”.Guadalupe Pinzón Ríos, “Los oficios del mar en los Galeones de Manila”..

Mariana López Hernández, “Los oficiales de dragones en Nueva España”.

Natalia Silva Prada, “Médicos y curanderos en el Nuevo Reino de Granada”.Víctor Gayol, “Pleitos y apoderados en los tribunales del rey: el oficio de procurador”.

María Teresa Álvarez Icaza Longoria, “Los curas en el arzobispado de México durante el siglo
XVIII”.

En prensa: Los oficios en las sociedades indianas

Actualización: el libro ya salió de prensas. Vea la nota respectiva aquí.

Programa del III Congreso de ALIHS, 2019

La Asociación Latinoamericana e Ibérica de Historia Social (ALIHS) ha anunciado el programa definitivo de su III Congreso, que tendrá lugar en Lima, en la Pontificia Universidad Católica del Perú, del 1 al 4 de octubre de 2019. El documento está disponible aquí

El seminario Sociedad Indiana es instancia colaboradora de este Congreso, junto con  la Red Latinoamericana de Historia del Trabajo y los Trabajadores (REDLATT), el Seminario Permanente de Historia Social (SPHS) y el Seminario de Historia Social en perspectiva latinoamericana. Como puede verse en el programa, estarán presentes en este congreso los coordinadores de nuestro seminario, así como varios colegas que han participado en nuestras reuniones y proyectos.

 

 

Seminario: Lilyam Padrón Reyes y María Teresa Álvarez Icaza Longoria

El seminario Sociedad Indiana
del Grupo sobre Historia Social de los Mundos Indianos, establecido en el
Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM

invita a su vigesimoquinta  sesión, en la que se presentarán los textos de

Lilyam Padrón Reyes*
(Investigadora Posdoctoral, Universidad de Cádiz), sobre
Milicias de indios en el oriente de Cuba: organización y desempeños, siglos XVII-XVIII
(La ponente asistirá vía skype)

y de
María Teresa Álvarez Icaza Longoria
(Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM), sobre
Los curas y sus ayudantes en el arzobispado de México (1749-1765);

Viernes 4 de mayo de 2018, 10 – 12:30 hs.

Lugar: Instituto de Investigaciones Históricas, Salón Académico, 2o. piso, Ciudad Universitaria, UNAM.
Si usted piensa asistir, envíe un mensaje a socindiana@gmail.com para recibir previamente los textos en discusión. Es posible seguir esta actividad asimismo mediante skype. Si le interesa, comuníquese a la dirección arriba indicada.

Felipe Castro Gutiérrez          –         Isabel M. Povea Moreno,
coordinadores

Seminario: Isabel Povea y Natalia Silva Prada

El seminario Sociedad Indiana
del Grupo sobre Historia Social de los Mundos Indianos, establecido en el
Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM

invita a su vigesimocuarta  sesión, en la que se presentarán los textos de

Isabel Ma. Povea Moreno*
(Universidad de Granada), sobre
“Siendo nuestro oficio el de barreteros”. Trabajo calificado y sus variantes en el espacio minero de la monarquía hispánica; y de

Natalia Silva Prada*
(Research Scholar Library of Congress), sobre
Con el cuchillo en la mano: De médicos, cirujanos,  barberos, boticarios y curanderos en el Nuevo Reino de Granada (siglos XVI-XVIII)

*Las ponentes asistirán vía skype.

Viernes 6 de abril de 2018, 10 – 12:30 hs.

Lugar: Instituto de Investigaciones Históricas, Salón Académico, 2o. piso, Ciudad Universitaria, UNAM.
Si usted piensa asistir, envíe un mensaje a socindiana@gmail.com para recibir previamente los textos en discusión.
Es posible seguir esta actividad asimismo mediante skype. Si le interesa, comuníquese a la dirección arriba indicada.

Felipe Castro Gutiérrez          –         Isabel M. Povea Moreno,
coordinadores

Seminario: Flor Trejo Rivera y Guadalupe Pinzón Ríos

El seminario Sociedad Indiana
del Grupo sobre Historia Social de los Mundos Indianos, establecido en el
Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM

invita a su vigesimotercera sesión en la que se presentarán los textos de

Flor Trejo Rivera
(INAH/Subdirección de Arqueología Subacuática), sobre
Trabajar y morir en el mar:  La tripulación del navío Nuestra Señora del Juncal (1631); y de

Guadalupe Pinzón Ríos
(Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM)
, sobre
Las marinerías en torno a los Galeones de Manila (siglo XVIII)

Viernes 2 de marzo de 2018, 10 – 12:30 hs.

Lugar: Instituto de Investigaciones Históricas, Salón Académico, 2o. piso, Ciudad Universitaria, UNAM.
Si usted piensa asistir, envíe un mensaje a socindiana@gmail.com para recibir previamente los textos en discusión.
Es posible seguir esta actividad asimismo mediante skype. Si le interesa, comuníquese a la dirección arriba indicada.

Felipe Castro Gutiérrez          –         Isabel Povea Moreno,
coordinadores

Seminario: Carlos Ciriza-Mendívil y Yasir Huerta Sánchez

El seminario Sociedad Indiana
del Grupo sobre Historia Social de los Mundos Indianos, establecido en el
Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM

invita a su vigesimosegunda sesión en la que se presentarán los textos de

Carlos D. Ciriza-Mendívil (Universidad del País Vasco)*,
“Pequeña producción textil en la ciudad de Quito en la segunda mitad del siglo XVII” y de

Yasir Armando Huerta Sánchez (Caminantes por la Historia, México),
“La archicofradía de la Santísima Trinidad, origen e identidad del gremio de los sastres de la ciudad de México, siglos XVII-XVIII”

  • Este expositor estará presente vía skype

Viernes 2 de febrero de 2018, 10 – 12:30 hs.

Lugar: Instituto de Investigaciones Históricas, Salón Académico, 2o. piso, Ciudad Universitaria, UNAM

Si usted piensa asistir, envíe un mensaje a socindiana@gmail.com para recibir previamente los textos en discusión.
Es posible seguir esta actividad asimismo mediante skype. Si le interesa, comuníquese a la dirección arriba indicada.

Felipe Castro Gutiérrez          –         Isabel Povea Moreno,
coordinadores

Seminario Sociedad Indiana: Margarita Vargas Betancourt y Mónica Velázquez Sandoval

El seminario Sociedad Indiana
del Grupo sobre Historia Social de los Mundos Indianos, establecido en el
Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM

invita a su decimonovena sesión, en la que se presentarán los textos de

Margarita Vargas-Betancourt (University of Florida), sobre “Las mujeres tlatelocas en los mercados de la ciudad de México”

y de Mónica Velázquez Sandoval (Posgrado en Historia, UNAM), sobre “El trabajo y el campo: los oficios en las haciendas del centro y el Bajío novohispano en la segunda mitad del siglo XVIII”.

Viernes 24 de noviembre de 2017, 10-12 hs.

Lugar: Instituto de Investigaciones Históricas, Salón Académico, 2o. piso, Ciudad Universitaria, UNAM

Si usted piensa asistir, envíe un mensaje a socindiana@gmail.com para recibir previamente el texto en discusión.
Es posible seguir esta actividad asimismo mediante skype. Si le interesa, comuníquese a la dirección arriba indicada.

Felipe Castro Gutiérrez          –         Isabel Povea Moreno,
coordinadores

 

 

 

Los oficios en las sociedades indianas: los objetivos de un proyecto

Este proyecto procura retomar el tema “clásico” del trabajo y los trabajadores para adaptarlo a nuevas perspectivas, ámbitos, fuentes y métodos. Se interesa en el estudio de los oficios, esto es una actividad laboral habitual que se realizaba en espacios y tiempos determinados, especializada en una función y que implicaba el reconocimiento social de una colectividad.

Para su estudio, consideramos varios propósitos y aspectos analíticos:

  • Discutir el concepto mismo de trabajo, tanto en la época como en la historiografía contemporánea.
  •  Abordar estas sociedades en una perspectiva hispanoamericana, lo cual permite comprender mejor las similitudes y diferencias entre distintos ámbitos y evitar los riesgos del anacronismo nacional.
  • Los ejemplos de posibles casos que se ofrecen de inmediato son los artesanales, como los carpinteros o sastres, o bien los campesinos o mineros, porque la historia social siempre se ha interesado por “la gente común”. Pero, también, pueden considerarse como oficios a los curas párrocos, jueces, oficiales del  rey, militares o médicos. A pesar de sus obvias diferencias, pueden considerarse bajo los mismos métodos, conceptos y perspectivas.
  •  Como tradicionalmente se ha hecho, reconstruir la demografía, origen, formación, ingresos, vivienda y vida familiar de los trabajadores,  aprovechando censos y padrones. Por otra parte, no puede comprenderse plenamente a las personas cuando quedan subsumidas en conglomerados estadísticos. El énfasis en datos cuantitativos debe complementarse con un “cambio de escalas”, una atención a lo microsocial, lo individual, así como a las  ideas, creencias y actitudes. Las historias de vida, creencias, emociones y conflictos cotidianos deberían ser parte importante de este proyecto.
  •  Interesarse en lo particular no implica renunciar a la mirada de conjunto; solamente llegar a ella por otras vías. Para conocer mejor un oficio, requerimos atender a la relación de un trabajador con sus compañeros, la vinculación con los vecinos, su barrio, con las oligarquías urbanas y las autoridades civiles y eclesiásticas.  Además de su interés propio, esto nos permitirá acceder a reflexiones acerca de las relaciones de solidaridad, complicidad, amistad, compadrazgo y clientelismo que configuraban el universo moral y social del trabajador.
  •  Las jerarquías y la división social del trabajo en las sociedades indianas no obedecían solamente a diferentes capacidades, sino a normas y actitudes que discriminaban a indios y afroamericanos en beneficio de los “españoles”. Sin embargo, estas formas de discriminación no eran rígidas; permitían cierto margen de negociación y movilidad, cuyos alcances y límites son de interés.
  •  Lo mismo puede decirse del trabajo femenino, que aunque estaba limitado y devaluado por normas y actitudes, estaba presente en diversos espacios y era incluso relevante en algunas actividades consideradas tradicionalmente masculinas.
  •  Un oficio no puede comprenderse sin examinar las condiciones materiales de trabajo. Entre el trabajador y su obra existe una relación que no es meramente práctica, sino que moldeaba actitudes, hábitos y creencias. Un curtidor y un sastre podían tener condiciones de vida afines, pero sus oficios los hacían diferentes entre sí. En este sentido, una aproximación “etnográfica” hacia la materialidad del oficio (el lugar, herramientas, rutinas, horarios, saberes técnicos) es muy necesaria.
  • Los conflictos derivados del trabajo son un tema clásico de la historiografía, al que se prestará atención; pero asimismo es preciso considerar las formas cotidianas, menos visibles, de protesta y negociación. La retórica de las peticiones o declaraciones de los trabajadores ante las autoridades, que muchas veces aparece revestida de expresiones de respeto e incluso de aparente sumisión, resultan muy reveladores en cuanto procuraban crear relaciones de reciprocidad, desiguales pero mutuas.
  •  El trabajo en estas sociedades tiene fuertes implicaciones morales. Por un lado, permite la redención del pecado y es considerado como necesario para el orden y sostenimiento de la “república”. Por otro lado, muchas ocupaciones son vistas con desprecio, tenidas como “mecánicas” y en algunos casos “infames”. Se trata de ideas que provienen de la época medieval europea, cuya traslación y adaptación indiana son dignas de consideración. En este contexto, los trabajadores procuraban dignificar sus oficios mediante su agremiación, participación en la vida municipal y en la ritual, notablemente por la creación de cofradías y gremios, así como reclamando su condición de “hombres de bien”.
  •  Y desde luego, considerar que no todo en la vida del trabajador era trabajo. Había espacios y momentos recreativos. El papel de las pulquerías, tabernas, casa de juego y otras formas de sociabilidad  que permitían consolidar amistades y vínculos sociales no es asunto menor ni anecdótico.

Evidentemente, no todos los trabajos sobre el tema pueden satisfacer o abordar estas propuestas y perspectivas. En ocasiones, el material documental,  la propia naturaleza o el ámbito particular del oficio no se prestan del todo para estas reflexiones. Sin embargo, la deseable referencia a cuestiones generales permitiría llevar los estudios particulares hacia discusiones más amplias, así como establecer ciertas bases de comparación que mucho nos interesan.

Historiadores sociales, hoy: Claudia Marcela Vanegas Durán

Soy colombiana. Realicé mis estudios de Historia en la Universidad Nacional de Colombia en donde me interesé por los manuales de urbanidad escritos por colombianos como parte del proyecto de formación de “ciudadanos civilizados” del estado-nación decimonónico. Posteriormente, a la par que trabajaba como asistente del Área de Historia Colonial del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), realicé la maestría en Historia en la Pontificia Universidad Javeriana. La vinculación con el ICANH influyó en el rumbo de mis intereses investigativos,  pues comencé a trabajar sobre la producción textil colonial, a partir de un estudio microhistórico sobre el obraje de comunidad de Duitama. Los resultados de este proyecto me mostraron una veta de análisis muy rica a la que debía dar continuidad, lo que me trajo a la ciudad de México, al doctorado en Historia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La investigación que realicé, durante aproximadamente seis años, sobre el impacto de la colonización europea en dos actividades productivas indígenas, la mita de la leña y la manufactura de mantas de algodón, permitieron que me centrara en la historia de la economía indígena con un enfoque social, analicé los cambios y continuidades del contexto prehispánico, las particularidad de la cultura material indígena, las relaciones de poder y las estrategias de adaptación de los naturales durante la colonia.

En busca de nuevos horizontes, y con la idea de realizar una investigación sobre los mayas yucatecos, que me habían servido de marco de referencia para el contexto neogranadino,  encontré en el Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones filológicas de la UNAM la oportunidad de adelantar una estancia posdoctoral. Aunque el tema que trabajo actualmente no se centra en la época colonial, sino más bien en los siglos XIX y XX, esta experiencia me ha brindado la oportunidad de iniciar un análisis sobre el atavío yucateco, desde una perspectiva de análisis sobre los textiles muy acertada. Desde este espacio daré continuidad a mi interés en el trabajo de las mujeres mayas tejedoras  durante la colonia, como parte de una tradición cultural que sigue vigente.

He sido docente de la Escuela Nacional de Antropología e Historia en las áreas de Historia de América y metodología de la investigación.  Soy parte del proyecto Cocinas en México. Procesos bio-sociales, históricos y de reproducción cultural del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Grupo de Historia Colonial liderado por el ICANH.

Soy autora del libro Autonomía y subordinación. Tensiones entre autoridades indígenas y coloniales en el obraje de comunidad de Duitama (1596-1611), publicado por la Pontificia Universidad Javeriana en 2010; el artículo “Los pueblos de indios y el abasto de leña de las ciudades de Tunja y Santafé, siglos XVI-XVII” en Fronteras de la Historia, Vol. 20, No. 2 (2015) y las ponencias “Tributación y mita urbana: la dinámica económica de los grupos indígenas de las provincias de Tunja y Santafé, siglos XVI-XVII”, CD Memorias V Simposio colombiano de historia local y regional (Ibagué, Universidad del Tolima, 2015) y “Producción textil y autonomía indígena. El obraje de comunidad de Duitama, 1594-1612”, en Memorias del XV Congreso Colombiano de Historia (Bogotá: ESAP, Fundación Universidad Autónoma de Colombia, Pontificia Universidad Javeriana, Universidad Externado de Colombia, Universidad del Rosario, Universidad de la Sabana, Universidad de los Andes, Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Universidad Nacional de Colombia-Sede Bogotá, y Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, 2010).

 

 

Estela S. Noli, Especializaciones laborales de los indígenas de San Miguel de Tucumán: su ubicación en el espacio social colonial

Especializaciones laborales de los indígenas de San Miguel de Tucumán:  su ubicación en el espacio social colonial

Estela S. Noli
Instituto de Arqueología y Museo de la Universidad Nacional de Tucumán

El conocimiento, voluntario o por coacción, de oficios occidentales por parte de los grupos indígenas, dependió de las características de esa población y de las actividades productivas que pusieron en marcha los hispano criollos, en los territorios que habitaban los indios o a los que eran trasladados. La economía se vinculaba con las condiciones de posibilidad que generaban el contexto geológico, geográfico, ecológico, social, cultural y político.

Se analiza la inserción en la sociedad colonial a través del estatus y los ingresos que brindaban distintos oficios en la jurisdicción de la ciudad de San Miguel de Tucumán. El método de aproximación es indiciario. Las fuentes que brindan mayor información son los testamentos y los pleitos civiles y criminales. También hay testimonios en diferentes documentos, como actas de cabildo y otras actuaciones administrativas pues los oficios sirvieron para identificar a la población indígena en el siglo XVII, además del pueblo, o a quienes estaban encomendados.

Los oficios que dominaron en la jurisdicción de San Miguel de Tucumán fueron los relacionados con la carpintería, por encontrarse la ciudad en el piedemonte oriental del Aconquija, región con “ricas y olorosas maderas”, como la describiera Vázquez de Espinosa. También captaron parte de la población los oficios pecuarios; vaquería y arriería, que resultaban de la cría de ganados, tareas facilitadas por la existencia de numerosos cursos de agua. En este ramo la gente también trabajaba en fletes de ganado y cuidados de invernada, cuyo desarrollo resultaba de la ubicación entre El Río de la Plata y Potosí y la existencia de buenos potreros de invernadas.

Finalmente, la población indígena femenina fue obligada a prestar servicios en las casas urbanas y estancias, haciéndose habilidosa en los trabajos cotidianos de las unidades domésticas españolas.

En los dos primeros oficios, madereros y ganaderos, existió una gran variedad de ocupaciones y de reconocimiento por los trabajos. Por ello no hay una ubicación social mecánica, sino en particulares oficios que los trabajadores tenían dentro de la especialidad. En la base de las ocupaciones de la explotación de recursos forestales se hallaban trabajadores leñadores que se internaban en el bosque, junto con los mayordomos, por largos periodos para proceder a la tala. Ya en el trabajo en las carpinterías y en la colocación de elementos maderables en las construcciones, no era lo mismo la consideración de los aprendices y oficiales carpinteros, que los conocidos como “maestros carpinteros”. Dentro de estas habilidades se destacaban quienes se habían perfeccionado en el construcción de carretas y se los nombraba como “maestros carreteros”. Los reconocimientos de los encomenderos a quienes se distinguían en sus destrezas se advierte en algunos testamentos.

Por otro lado, el mundo ganadero era amplio. Desde los peones de guarda “vaqueros” a trabajadores contratados especialmente para los rodeos y yerras, en un nivel de bajos pagos. Era distinta la situación de los domadores, de quienes capaban los machos excedentes, de los maestros queseros. En los arreos también había distintas funciones y responsabilidades. En estos casos los pagos no atendían al origen étnico sino al conocimiento de los oficios.

Mucho más plana fue la situación de mujeres de servicio, llamadas chinas y chinitas. Tuvieron diferentes capacidades en la producción de alimentos, de textiles y de atención de personas, niños y ancianos. No se encuentra en los documentos diferenciación por las aptitudes en sus labores; su posibilidad de ascenso social y la de sus hijos fue mínima y todo indica que no recibían más pagos que la ropa (que podía ser utilizada para vestirse o como moneda de la tierra) y la alimentación.

Por otra parte, las mujeres que convivían en las casas españolas, tuvieron, además, obligaciones sexuales, con los hombres de la familia a la que servían, fueron estigmatizadas en el discurso hispano criollo, como “tan fáciles”. En algunos casos, sin embargo, el cuidado de sus amos fue recompensado con bienes como ganados y hasta fracciones de tierras, mejoramiento que puede advertirse en testamentos.

Para este tema consultar:

Mayo, Carlos. “Los pobleros del Tucumán colonial. Contribución al estudio de los mayordomos y administradores de encomienda en América”. Revista de Historia de América 85 (México 1978): 27- 57.

González Navarro, Constanza, “La Estancia: su génesis y su estructura en Córdoba. (Gobernación del Tucumán-Virreinato del Perú-1573-1700)”. Secuencia, Instituto Dr. Mora, nº 74, (México 2009).

Grana, Romina y Valeria, Iarza. “Dichos y hechos de las mujeres indígenas de la colonia (Córdoba del Tucumán, fines del siglo XVII)”. Anuario de Estudios Bolivianos, archivísticos y bibliográficos (Bolivia 2008).

Noli, Estela. “Mestizaje, identidad y oficio. San Miguel de Tucumán, siglo XVII” en Judith Farberman y Silvia Ratto (coordinadoras) Historias mestizas en el Tucumán colonial y las pampas (siglos XVII- XIX) (Buenos Aires 2009): 49-78.

Álvarez Icaza Longoria: Los curas y sus ayudantes

Los curas y sus ayudantes

María Teresa Álvarez Icaza Longoria
Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM

Para proporcionar servicios espirituales a la feligresía era preciso contar con eclesiásticos

Alonso de la Peña Montenegro: Itinerario para parochos de indios. Imagen cortesía de Universidad de Chile.

Alonso de la Peña Montenegro: Itinerario para parochos de indios. Imagen cortesía de Universidad de Chile.

que se ocuparan de diversas tareas. A mediados del siglo XVIII en el arzobispado de México había muchos curatos. Al  interior de cada uno existía un personal más variado de lo que podría esperarse; como suele pasar, algunos de sus integrantes tenían condiciones más ventajosas que otros. En primer lugar estaban los curas titulares, quienes tenían estabilidad laboral y una retribución segura. A continuación se encontraban los curas interinos o coadjutores, en el primer caso eran nombrados por un periodo acotado de tiempo durante el cual gozaban de las mismas ventajas que el titular; los coadjutores sustituían al cura por enfermedad o ausencia y recibían sólo una parte del ingreso. La categoría siguiente era la de los vicarios, ellos auxiliaban al cura en la cabecera o atendían los pueblos de visita, dentro de éstos había algunos hablantes de lenguas indígenas; se les pagaba un salario, si bien su monto era muy variable porque dependía de los recursos disponibles y de la decisión del cura. Por último estaba un abundante grupo de ayudantes que daban apoyo en la predicación, celebración de misas y confesión de los fieles; su presencia en los curatos era eventual, frecuentemente se les requería durante la cuaresma o las principales fiestas, sólo entonces recibían un pago por sus servicios.

Debe señalarse que no todos los curatos eran igualmente valorados por el clero: los más codiciados eran los de la Ciudad de México, también eran apreciados otros centros urbanos como Querétaro y los reales de minas, así como los pueblos de indios más importantes; en cambio eran menos estimados los curatos localizados en la zona de tierra caliente.

Los clérigos, como todos aquellos que ejercen un oficio, buscaron mejorar sus condiciones laborales y conseguir una ubicación más favorable; para lograr esto influían aspectos como la formación académica, las habilidades, la experiencia y el desempeño. Este trabajo buscará dar cuenta de la conformación y los reacomodos de un sector bastante dinámico en un periodo temporal y un espacio acotados.

Actualmente realizo una investigación de mayor amplitud sobre el arzobispado de México durante la época del gobierno de Manuel Rubio y Salinas (1749-1765). He publicado textos sobre algunos de sus proyectos importantes como la secularización de doctrinas y misiones, la reorganización parroquial y el impulso a la castellanización.

Para conocer más sobre el clero de la arquidiócesis mexicana en el siglo XVIII sugiero ver:

William B. Taylor, Ministros de lo sagrado. Sacerdotes y feligreses en el México del siglo XVIII, 2 vols., Zamora, El Colegio de Michoacán/Secretaría de Gobernación/El Colegio de México, 1999.

Rodolfo Aguirre Salvador, Un clero en transición. Población clerical, cambio parroquial y política eclesiástica en el arzobispado de México, 1700-1749, México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación/Bonilla Artigas Editores, 2012.

María del Pilar Martínez López-Cano (coordinadora), La Iglesia en Nueva España. Problemas y perspectivas de investigación, México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas, 2010.